Publicado por Ceip El Puche | 0 comentarios

Cabo de Gata


El 21 de octubre hacía el día ideal para visitar el Cabo. Ni corto ni perezosos, preparamos los bocatas y la fruta, y en menos que el maestro dice "niño abrochate el cinturón" ya habíamos llegado al paraiso.
Nos bajamos del "Bernardo" y a hacer piernas hacia el faro.
- Maeeeeeeetro, ¿falta mucho?
- No niñ@, ¿ves esa curva detrás de la curva a la derecha de la curva aquella?, pués allí no es, dos cuestas después, entonces.
 Pero el paseo merecía la pena, y pese a que lo primero que hicieron los chavales y chavalas fue... ¿no lo adivináis?... COMERSE EL BOCADILLO y al mejor amigo si se descuida; las vistas desde lo alto del faro valían el esfuerzo.
Cuando ya aprendimos todo lo que se podía aprender allí arriba, vuelta al bus y visita a las salinas donde nos explicaron como una gran variedad de aves hacían vida más ancha que panchas.

Como el día acompañaba y nos estábamos portando taaaaaaan bien, nos llevaron al núcleo pesquero para ver cómo se las apañan los pescadores de la zona para pescar sin un puerto, con la playa les bastaba. Y eso estuvo bien pero lo que a nosotros/as realmente nos gustaba era la playa y claro, ¿que se hace en la playa?, pues esto...

...y esto también.

Todo el mundo se lo pasó realmente bien, hasta los maestr@s, que cosas.

0 comentarios: